Opiniones

Valoración media de nuestros clientes
4.7 sobre 5
Increíble planta. Con un solo bong pequeño, quemando bien con un sople y aguantando el humo lo máximo...

Boletín

Instrucciones

Información

 

  1. Esta técnica consiste en hacer pequeños bulk en vasos de plástico para aprovechar al máximo el espacio de la fructificadora y reduciendo al mínimo los riesgos de pérdidas por contaminación, ya que si se contamina uno, podemos tirarlo y seguir con el resto.

 

- Ventajas: Setas de buen tamaño, excelente relación producción/espacio, poca pérdida de producción entre flush y flush debido a la gran capacidad de rehidratación del estiércol.
- Inconvenientes: Mayor tiempo de colonización, 5-8días más que un casing con la misma variedad.

El proceso de preparación del grano y colonización del mismo es igual al de otras técnicas. Elige el grano y la variedad de cubensis que más te guste y coloniza tus vasos. Yo recomiendo arroz integral por su fácil uso, aunque el centeno da mejores producciones (entre un 10% y un 30% más). Una vez tenemos el grano listo, comienza nuestra técnica de cultivo:

Materiales necesarios:
- Bulk: Estiércol o fibra de coco.
- Recipientes: Recomiendo vasos de plástico de 35-37cc, de PP. Se pueden encontrar en la mayoría de supermercados. También se pueden usar botes de cristal, o tuppers pequeños. Es importante que el recipiente sea pequeño (menos de 0,5l) y alto, para aportarle profundidad al cultivo.
- Casing: Vermiculita, turba. Lo ideal es una mezcla 50/50 de ambos.
- Un recipiente para hacer la mezcla. Debe limpiarse previamente con una servilleta mojada en alcohol, en mi caso uso un vaso de cubalitro.

 

 

 Preparación de los materiales:
- Estiércol: En primer lugar debemos desmenuzarlo lo más fino posible ya sea con las manos o con algunas tijeras en caso de que tenga mucha paja. El siguiente paso es hidratarlo hasta su punto ideal, que es cuando al coger un puñado y apretarlo cae alguna gota de agua, pero muy poca. Por último debemos pasteurizarlo, la mejor forma es llenar tarros de cristal con tapa cerrada y meterlo en un horno a 75-85º durante 2 horas, y después dejar enfriar en el horno durante 1 hora más tras apagarlo.
- Fibra de coco
- Casing: Mezclar turba y vermi, y realizar el mismo proceso que con la fibra de coco.

Una vez explicados los pasos previos, podemos comenzar con el proceso.

1. Desmenuzamos el grano.

2. Mezclamos el grano con el bulk. La cantidad recomendada es 1 parte de grano por 2 partes de bulk, aunque podemos usar cualquier combinación entre 1:1 y 1:3.

 


 

3. Rellenamos los vasos y los sellamos con papel albal.

 

 

4. Incubamos a 25-29º el tiempo necesario para que todo el bulk se colonice. Esto dependerá de cada variedad. Una variedad con micelio muy rizomórfico y agresivo puede tardar 3-4 días, mientras que una variedad con micelio algodonoso y lento podría tardar hasta 3 semanas. Lo normal es que tarde entre 5 y 10 días.

5. Aplicamos un casing grueso (unos 3cm). Y volvemos a pasar a incubadora hasta que empiece a aparecer algo de micelio en superficie, en ese momento ya se puede pasar a la fructificadora, donde el micelio en 1-2 días más terminará de colonizar la superficie.

 

 

6. Ya en la incubadora la temperatura debe ser de entre 18º y 24º y la humedad, la máxima que podamos. Para mantener la humedad al máximo, no debemos abrir la fructi más de 1 vez al día, y si tiene alguna rendija de respiración debemos cerrarla para disminuir al mínimo el intercambio de gases. Pronto empezarán a salir los primeros pines, al tener poca superficie habrá pocos y prácticamente todos se harán primordios.

 

 

EN CONSTRUCCION