Opiniones

Valoración media de nuestros clientes
4.7 sobre 5
Muy fuerte. Hay que tener cuidado.

Boletín

Instrucciones

Información

Rosin o cómo realizar extracciones sin solventes

Publicado el : 29/05/2018 17:17:28
Categorías : Noticias

El Rosin Hash es algo relativamente novedoso. Esta nueva técnica ha venido para quedarse y revolucionar el mundo de las extracciones de cannabinoides ¿todavía no la has probado?

¿Qué es el Rosin Hash?

El Rosin Hash es una técnica de extracción sencilla y alejada de los químicos. De hecho, sus dos principios fundamentales son: la presión y el calor. De la misma manera que con el butane hash oil (BHO), esta técnica está destinada a conseguir una matriz resinosa de cannabinoides. El resultado puede llegar a alcanzar altos porcentajes de THC que de manera natural sería imposible, de hecho estos derivados del cannabis pueden llegar al 90 % de THC.

---------

--------

Rosin frente a shatter, wax o honeycomb

Teniendo en cuenta que todas estas técnicas dan como resultado productos de una calidad impresionante cuando se hacen bien, la diferencia reside en la utilización de químicos. A pesar de que el gas utilizado resulta bastante inocuo no deja de ser un químico peligroso. Resulta difícil poder asegurar que el resultado final de una extracción con solventes está libre de esos productos químicos utilizados. Por esto el Rosin es la refinación de las extracciones. Es un método limpio en el que solamente utilizamos presión y calor.

-----

------

¿Cómo se prepara el Rosin?

Para extraer cannabinoides mediante esta técnica no necesitamos muchas cosas, en todo caso, nada demasiado difícil de conseguir. Con papel de horno (libre de cera) y unas planchas del pelo tendremos casi todo lo necesario. Además de esto, necesitamos también algo con lo que podamos ejercer una gran presión sin reventar las planchas del pelo. Unos tornillos de apriete pueden constituir una buena solución.

Una vez hayamos reunido todo lo necesario podemos proceder:

Ponemos el material orgánico vegetal sobre el papel de horno, lo cubrimos con otra porción de este papel y preparamos las planchas del pelo. La temperatura para trabajar con esta técnica va desde los 100º a los 160º aproximadamente. Las diferentes temperaturas junto a presiones con distintos pascales darán como resultado una amplia gama de texturas. Estas pueden recordar, en algunos casos, a las producidas con otras técnicas con solventes.

Se procederá a presionar por ambas caras ejerciendo la máxima presión que seamos capaces ayudándonos, para ello, de los tornillos de apriete. El tiempo es todavía un elemento de discordia pues lo que se puede leer en foros especializados no apunta hacia el consenso. Hay gente que solamente aplica esta técnica durante unos segundos y otras personas rebasan el minuto. Esto dependerá mucho de la temperatura, la cantidad de material orgánico vegetal y la presión que seamos capaces de lograr por medio de esta utilización rudimentaria de la técnica.

Una vez hayamos realizado el procedimiento procederemos a la recolección del producto. Con un utensilio de metal, por ejemplo, vamos arrancando esos trocitos que se han quedado adheridos al papel de horno. Resultará mucho más sencillo cuanto más material vayamos cogiendo.

La conservación del Rosin es similar a la de otras extracciones. Materiales como la silicona o los PTFE, ya sean en láminas o en botecitos, resulta una manera muy adecuada de conservar esta clase de derivado del cannabis.

---

---

Prensas profesionales

Este tipo de recurso lo podemos encontrar hoy día en clubs y asociaciones cannábicas. Se trata de prensas neumáticas que pueden ser más o menos automáticas.

---

---

Por lo general, la disposición de estas herramientas consiste en dos planchas con áreas de calor de diferentes tamaños. Estas áreas se calientan y, junto con la presión, se logra separar la materia orgánica vegetal de la resina formada por los cannabinoides.

El producto conseguido es mucho más puro que el producido mediante extracciones con solventes.

Por Montañesa.

Share