Opiniones

Valoración media de nuestros clientes
4.7 sobre 5
El cliente ha hecho una valoración pero no ha dejado comentario.

Boletín

Instrucciones

Información

 

 

Dmt trip report

 

Sustancia: base de dmt

Cantidad: 10mg

Consumo: fumado

Setting: luna llena y césped

 

 

Bueno conseguí una pequeña cantidad de base de dmt bastante pura y, aunque no lo tenía nada previsto, me preparé para probarlo.

Iba a ser mi primera vez, la verdad pensaba que iban a tener que pasar bastantes años hasta que probara esto.

 

El día ya estaba planeado, un amigo y yo lo íbamos a probar a dosis muy baja para probar el método de consumo y la dosis.

No teníamos ninguna báscula precisa, ni nada que se le pareciera, por lo que picamos una pastilla de 10mg, y la echamos en un frasquito, después echamos la misma cantidad de dmt en el frasquito.

Preparamos un bong, con una capita de ceniza de tabaco para hacer de cama, después el dmt, que ocupaba en una capa muy fina toda la superficie de la cazoleta, y encima otra capa de ceniza.

Esto iba a ser la toma de contacto, primero fumó él y después, de los restos que había dejado fume yo.

Me vinieron 30 segundos de cambio, no sabía bien el qué, pero había notado bastante, no me hacía falta más para saber que era buen tema.

Pero ese día la experiencia me tiró para atrás, un tiro del bong se me quedó atascado en la garganta y no me gustó nada. El sabor a plástico es único.

 

La siguiente toma fue de unos 15mg, o yo creo que ni siquiera llegué.

Me senté en el suelo sobre una manta, era de noche y esperaba que la experiencia ese día me fuera mejor. No consumí ninguna otra droga ese día.

Prendí el bong y ese día no notaba nada el sabor, pensaba que no me lo había preparado bien, pero si era capaz de percibir el olorcillo tan peculiar que tiene al quemarse.

Después de 4 ó 5 caladas empecé a ver muuuuchos reflejos en el cristal del bong y desde muchos ángulos, era el momento de parar, pero le di otro tiro, lo último que pude hacer totalmente consciente.

Sentado con las piernas cruzadas empecé a ver como cambiaban todas las cosas a mi alrededor. Un zumbido me venía por la cabeza, como la sustancia a la que has llamado que viene a por ti.

Todo era muy visual.

Las ramas del árbol que estaba por encima de mi se mezclaban con los fractales hexagonales de los que estaba hecho el cielo, todo encajaba perfectamente. El suelo estaba en el mismo plano que la pared y que el cielo, parecía que lo veía todo desde dentro de una especie de esfera que se iba moldeando según para donde miraba.

Veía, o sentía, las formas de vida como líneas que nos conectaban a todos, todo era parte del todo.

Cuando me di cuenta, sentí que veía lo mismo con los ojos abiertos que cerrados, pero desde diferentes puntos de vista!

Pude ver como “triángulos alineados, dentro de círculos psicodélicos, que encajaban en fractales de formas geométricas entrando y saliendo de un plano dimensional inexistente”, por describirlo de alguna forma, en donde veía alguna especie de forma de vida, pero en ese momento no quise saber si era una representación de la energía que yo percibía de los árboles y el resto de plantas que había alrededor, o era algo más.

Estaba muy a gusto y me estaba encantando el viaje, estaba disfrutando todo al 100%

Ya en lo que supongo la bajada, digo supongo porque los 5-10 minutos de experiencia fueron brutales, no podría distinguir bien las fases, sólo que la última parte fue más estar casi totalmente consciente pero seguir viendo imágenes con los ojos cerrados.

Las imágenes que veía me traían recuerdos, me sugerían cosas, según las entendía iban cambiando para mostrarme más, era muy fuerte, podía comprender en imágenes fractálicas, serpientes serpenteantes, formas entrando y saliendo, llegué hasta un punto que creo que llegué a comprender todo lo que me quería decir, se me escapó alguna lagrimilla de lo fuerte de la experiencia y de lo que llegué a entender. Estaba plenamente satisfecho.

Entonces abrí los ojos y noté que estaba totalmente lúcido. En el cielo, entre las estrellas, podía notar que quedaban ciertos restos de alteraciones visuales que me hicieron pensar que unas naves venían a por mi jejejejejeje pero ya era totalmente consciente y en unos segundos se acabó pasando todo.

 

Quizás esto solo fue una segunda toma de contacto, si vuelvo a tomar será en un sitio mucho más abierto y menos conocido, más meditado, a lo mejor con alguna compañía especial y si pudiera ser en un núcleo de energía que no se cuál podría ser.

 

Por cierto, el zumbido del principio, el sentir las vibraciones, ver los sonidos y casi oír los colores, me hicieron pensar que alguien tocando un didgeridoo a baja frecuencia puede ayudar mucho a la experiencia, montándote en una ola de vibraciones que te lleve mucho mas lejos. Todo será probar.

 

al g.